La ceremonia del té en Japón

La ceremonia del té en Japón

La ceremonia del té en Japón

Ceremonia té Japon

En Japón, todo acto proveniente de una tradición se caracteriza por un marcado componente ceremonioso, cuyo respeto es esencial e ineludible para la sociedad japonesa. La del , un alimento importantísimo y en cierto modo venerado, es de las más delicadas, bellas y complejas que existen.

La dificultad que entraña su dominio reside, además de en los propios rudimentos, en que implica el profundo conocimiento de otras disciplinas tradicionales como la caligrafía y el arreglo floral, además del empleo correcto de elementos periféricos del orden de la vestimenta, el incienso o la cerámica.

El ritual completo comprende una comida frugal, una pausa, la degustación de un té espeso y la de uno ligero, y puede abarcar hasta cuatro horas. Se realiza en solitario o en grupos pequeños, siempre en un ambiente tranquilo y calmado que ha de poseer cierto grado de solemnidad. El protagonista de la ceremonia, forjada a partir del budismo Zen, es el té verde o matcha (en polvo), que fue introducido en Japón durante el siglo XII y se caracteriza por su frescura y poder astringente. En efecto, los más famosos practicantes de esta fe, los samuráis, comenzaron a preparar y beber matcha, creando poco a poco los pilares indelebles de la ceremonia y haciéndola extensiva a otros estratos de la sociedad japonesa.

Ya se asista en calidad de invitado o sea uno el propio anfitrión, la atención que ha de prestarse a los gestos y posturas, y por ende al momento preciso de realizarlas, es extrema. Como expresó un conocidísimo orientalista, la ceremonia consiste en servir y beber una taza de té de la manera más “perfecta, educada, graciosa y encantadora posible”. Si bien ha ido evolucionando y adoptando cambios, a través de distintas escuelas, no ha perdido el valor espiritual característico con que nació ni la estética austera y simple que aún promueve. La plasticidad de los movimientos pertinentes es inusual, y aunque parecen complicados, se basan en realidad en una ausencia de esfuerzos, lo que por otra parte requiere una enorme práctica. Se presta tanta atención a éstos como a los utensilios necesarios y a la decoración del espacio, que persiguen armonizarse al máximo con la propia naturaleza, el habitante eterno de Japón.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Contacta con nosotros