Boletín de Cultura Internacional de Enforex | Destinos | Dublín

Dublín, en la bella laguna negra

Dublín

Uno de esos destinos imprescindibles para aprender inglés es Dublín. Muchos eligen la capital de Irlanda por varias razones prácticas: es un destino más barato que las ciudades británicas, está dentro de la zona Euro y el carácter de sus habitantes es parecido al de los españoles.

Esta elección pragmática hace que nos olvidemos de que la ciudad tiene muchísimos atractivos. No es que nosotros exageremos, es que le ha dado tiempo a acumularlos en más de mil años de existencia.

Se tiene como fecha de su fundación el año 841 d.C. Se cuenta que los vikingos consideraron su situación ideal para una avanzada militar y comercial. Sin embargo en los últimos años ha tomado fuerza una teoría según la cual el geógrafo Claudio Ptolomeo ya habría citado la ciudad en el año 140 d.C. con el nombre de Eblana Civitas.

Desde luego “Eblana” y “Dublín” suenan de manera parecida; pero la historia más aceptada con respecto al nombre del lugar afirma que viene de la interpretación vikinga del gaélico “Dubh Linn”, “Laguna negra”.

Al pasear por sus calles hoy cuesta creer que el centro de la ciudad se encontrara a orillas de un lago que le hacía accesible por barco. De hecho hay gente chistosa que afirma que el término “laguna negra” se refiere a la cantidad de cerveza que sale de la fábrica de Guinness, por cierto, uno de los lugares de obligada visita para el turista. También son paradas a tener en cuenta el barrio georgiano con sus puertas multicolores –pintadas en rebeldía contra una ley inglesa- y el famoso castillo, símbolo orgulloso del país para unos y recuerdo de la dominación británica para otros. Otro tanto ocurre con la conocida prisión de Kilmainham Gaol, sitio significativo en la historia de Irlanda al ser lugar de confinamiento de líderes idependentistas como Robert Emmet, o el que sería el tercer presidente de la república de, Eamon de Valera.

Tanta historia política puede resultar abrumadora, así que se hace necesaria a un lugar que, dentro de la misma urbe, nos pondrá en contacto con la Irlanda más tranquila y verde, esa que parece sacada de un cuento. Hablamos del Parque Fénix, el mayor parque urbano de Europa, que además… ¡tiene su propia manada de gamos!

Otro parque, más pequeño pero igualmente interesante el St. Stephen's Green. La tradición permite a los ciudadanos ilustres llevar a pastar sus ovejas en su terreno, por lo que quizá un día os encontréis con algún dublinés famoso realizando el ritual de pasear un cordero por aquí. ¡Bono y The Edge, integrantes del grupo U2 lo han hecho!

Os tendríamos que hablar de muchas más cosas, pero haría falta un libro entero para describir los encantos de la ciudad. Lo que no vamos a guardarnos es nuestra opinión: se trata de una ciudad a la que uno va a aprender, pero también es un sitio en el que pasarlo realmente bien. ¿A que no os extraña que sea uno de nuestros destinos más promocionados?

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otros Destinos:

Contacta con nosotros