El signficado de las máscaras venecianas

Maáscara Bauta

El carnaval es fiesta, pero también melancolía. Y eso se nota perfectamente en el de Venecia: casi en silencio multitud de personas disfrazadas pasean por la ciudad de los canales convertidos en presencias etéreas, en personajes pertenecientes al limbo. Bien pensado, la mayoría de máscaras venecianas sí que encarnan varios personajes arquetípicos: los de la "Comedia del Arte".

En resumen (y pedimos perdón por los errores que tengamos al ser concisos) la "Comedia del Arte" es un género teatral del siglo XVI basado en la improvisación. Sus actores tenían que disfrazarse de unos personajes que siempre se repetían fuese cual fuese la obra y que simbolizaban el amor, el humor, la tacañería.

Esta comedia se hizo tan célebre en Venecia que los participantes en el carnaval se acabaron disfrazando de sus personajes favoritos. Salvando las distancias (y "en plan" más elegante) sería como cuando nos disfrazamos de enfermera sexy, angelito o vampiro. Esos personajes tan famosos eran (y son) los siguientes:

Arlequín: reconocible por su traje de coloridos rombos en un principio representaba la ingenuidad, pero con el tiempo se convirtió en un personaje astuto y burlón que no lograba salir nunca de su miseria. Su máscara es reconocible por su gorro de bufón.

Pantalone: representa a la usura y la tacañería. Pantalone es un viejo que en tiempos representaba a los mercaderes que por su fortuna se acaban convirtiendo en nobles. Se le suele enfrentar a arlequín en un curioso juego de opuestos casi especulares. Su máscara es aquella de color rojizo, ceno fruncido y arrugado y nariz aguileña.

Polichinela: filosófico, soñador y aventurero siempre adopta una posición optimista ante la vida, lo que se saca de muchos problemas. Es reconocible porque siempre va de blanco y en su cara resalta una máscara con una nariz hinchada y roja como la de un borracho.

Doctor Balanzone: representa a los sabios ignorantes que atesoran conocimientos enciclopédicos pero, a la hora de la verdad, no saben nada de nada. La máscara del doctor hace parecer a la que la lleva un bigotudo que, a menudo lleva unas gafas que parecen resbalarle por la nariz.

Escribano: muy parecida al Doctor Balanzone, la figura del escribano es la de aquel que quiere ser sabio pero es un superficial que se aprovecha de aquellos que le contratan. Su máscara es mofletuda y lujosa.

Mattaccino: también se le conoce como "hondero" debido a que porta una honda. Representa al juerguista vividor. Se le reconoce por su sombrero de plumas. Si le veis tened mucho cuidado con él: le gustan las bromas pesadas.

Colombina: este personaje es la pizpireta criada de Pantalone. Amante de Arlequín, sería algo así como una mujer fatal de aspecto inocente pero conspiradora en la realidad. Su más cara es delicada (recuerda a un antifaz) pero vistosa: está decorada con plumas o colores brillantes.

Pierrot: otro criado de Pantalone, enamorado y sensible que nunca consigue el amor de Colombina. Podría ser una especie de "reverso deprimido" de arlequín. Su máscara nos recuerda al personaje que vulgarmente conocemos como "payaso listo": blanca y con ojos bordeados de negro, con una lágrima dibujaba que cae de la comisura de un ojo hasta la mejilla.

Si la descripción os ha convencido puede que echéis en falta algunas. Curiosamente las máscaras más famosas no representan a personajes de la Comedia del Arte, sino que nacieron como una evolución de ellos. Aunque también tienen su significado. Aquí os las describimos.

Bauta: su máscara es la más reconocible y famosa del carnaval. Es aquella que se prolonga bajo la nariz hasta tapar la boca (es la que nos sirve de ilustración de este artículo). Representa la intriga y el secreto y, complementada con una túnica con capucha, denunciaba el hermetismo de la Iglesia. En un principio fue exclusivamente masculina pero acabó siendo una máscara unisex. Era ideal para los encuentros galantes, las conspiraciones y el engaño.

Moretta: elaborada en Francia cubría completamente el rostro y era de uso exclusivamente femenino. Representaba la virtud a conservar aunque en ocasiones servía para disimular a la persona que cometía algún pecadillo pues cubría el rostro en su totalidad. Se trata de una máscara "muda" pues para sujetarla había que morder un botón de madera o nácar situado a la altura de la boca. ¿Qué quiere decir esto? Si os enamoráis de una mujer que lleve una Moretta sólo podréis conversar con ella o besarla si habéis conocido previamente su rostro.

Medico de la peste: pese a que es una de las más conocidas no fue típica del carnaval hasta que tuvo lugar una tragedia. En 1630 Venecia sufrió una epidemia de peste que diezmó a la población. Aquellos que trataban a los enfermos, para evitar la contaminación y soportar el hedor de los cuerpos muertos, se vestían con largos ropajes negros y máscaras con los ojos cubiertos de vidrio y largas narices en las que se metían pañuelos perfumados. Esta imagen terrible y trágica acabo formado parte del mundo de las máscaras venecianas con una curiosa variación: la larga nariz se convirtió en un pico semejante al de los cuervos. Una imagen poética y terrible que no necesita más explicaciones.

Nos faltan algunas máscaras y, por supuesto, hay otras clasificaciones mejor estudiadas. Pero os damos estas para que, si un día vais con amigos por Venecia, sepáis que la elección de un disfraz no es caual… o para acertar a la hora de comprar un souvenir. No vaya a ser que le compremos a un amigo generoso una máscara de Pantalone y la fastidiemos.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras tradiciones: