Newsletter Enfolang | Tradiciones | Janucá

Januca, la fiesta de la luz

Januca

Para muchos de nosotros Janucá es una fiesta hebrea que, si acaso, conocemos por series de televisión o comedias en los que algún personaje es judío. Esto nos lleva a cierto desconocimiento que nos hace pensar que es una especie de navidad judía, pero no es eso para nada.

La gran confusión se debe a que la celebración tiene lugar del 25 de Kislev al 3 de Tevet: eso significa que su comienzo coincide con el final de nuestro mes de noviembre o comienzos de diciembre; y su final se da a nuestros finales de diciembre o principios de enero. En estos días se conmemora la recuperación de la independencia judía de manos de los helenos, que querían acabar con toda creencia hebrea en los territorios conquistados por Alejandro Magno y posteriormente administrados por sus generales. Estamos hablando de que aquello ocurrió hace más de 2.200 años.

Según la tradición, una vez acabada la lucha, los macabeos se encontraron con el gran templo de Jerusalén profanado y la sagrada Menorá (candelabro de siete brazos) apagado. Al volver a encenderlo las autoridades se dieron cuenta de que sólo tenían aceite para alimentar las llamas durante un solo día; sin embargo un milagro propició que ese aceite durara los ocho jornadas que se tardó en encontrar más combustible.

Hoy cada día que duró el aceite está simbolizado por los nueve brazos de un candelabro específico para la fiesta, la Januquia, del que se enciende una llama cada día de Janucá.

Como toda festividad esta también tiene sus tradiciones, e incluso sus platos típicos. Los niños también reciben regalos: se trata de una costumbre adaptada del Janucá Guelt o dmei Janucá, consistente en dar una pequeña cantidad de dinero a los jóvenes. Los más pequeños suelen jugar con el dreidel o sevivón, una peonza con caracteres hebreos que recuerda cómo en los tiempos de la dominación helena los fieles simulaban jugar cuando realizaban sus oraciones. En lo referente a la gastronomía, dada la importancia del aceite en la celebración, se acostumbran a cocinar alimentos fritos destacando el sufganiot (semejante a un buñuelo relleno), y el levivot (torta de patata).

Después de esta breve reseña (pedimos perdón si debido al afán de concisión y brevedad nos hemos equivocado en algo) esperamos que conozcáis un poco mejor esta fiesta y que sepáis reconocer sus diferencias frente a la navidad. Aunque ahora que lo pensamos sí que hay algo en lo que se parecen una y otra: hay bastantes personas que opinan que la conmemoración se ha “comercializado”.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras tradiciones:

Contacta con nosotros