Boletín de Cultura internacional de Enforex | Tradiciones | Animales Maléficos

Los animales "maléficos" de algunas culturas

Tango

Gerald Durrell, el escritor y zoólogo cuenta en unos de sus libros cómo un animal de Madagascar, el "aye-aye" fue casi exterminado debido a que algunos lugareños pensaban que se trataba de un demonio. Es un pariente inofensivo de los lémuros, pero sus hábitos nocturnos, ojos amarillos desmesurados, su constitución delgada, sus grandes orejas y sus larguísimos dedos le convertían tristemente a ojos de los humanos en un monstruo.

No es el único animal que ha tenido que lidiar con una inmerecida mala fama. Seres comunes para nosotros han sido confundidos con diablos, fantasmas o portadores de mal agüero. Os vamos a mencionar algunos de estos casos.

Búho: ahora es uno de los símbolos de la sabiduría; pero en Japón se les consideraba un "heraldo de la muerte". Algo parecido ocurría durante los tiempos del Imperio Romano con las lechuzas: eran consideradas verdaderos vampiros… ¡a los que había que clavar a las puertas para que no molestaran a las familias!
Gato: de todos es conocido que durante la Edad Media se pensaba que los gatos, al ser las mascotas preferidas por las brujas, eran poco menos que demonios encarnados. Por cierto, ¿sabéis que la creencia de que tienen siete vidas se debe a la creencia de que los espíritus de hasta siete brujas podían caber en uno de estos animales? ¡Ah! Y otra cosa: algunas teorías afirman que la peste bubónica –transmitida por las ratas - se extendió por Europa debido al exterminio indiscriminado de gatos "acusados" de brujería.
Zorro: todos le conocemos como animal astuto; pero en Japón además puede llegar a ser un malévolo espíritu que se recrea en hacer travesuras perversas. Aunque también puede llegar a ser un fiel y benévolo aliado de los humanos.
Lobo: quizá es el animal más demonizado, al menos en Europa. Solo hay que ver la cantidad de cuentos infantiles que le tienen como villano. Con su hambre voraz, su astucia y sus ganas de "molestar" a los ganaderos el pobre lobo casi tuvo asegurada la extinción en algunos países. En otros, como Inglaterra, fueron totalmente exterminados.
Murciélago: sale de noche, es algo tan "antinatural" como un mamífero que "imita a los pájaros" y, para colmo, sus alas son como las de un dragón, algunos beben sangre… el murciélago lo ha tenido todo para ser considerado un demonio. Y encima el vampiro más famoso de la literatura, Drácula, se transformaba en uno de ellos. ¡Con lo beneficiosos que pueden ser para controlar plagas de mosquitos y hasta para polinizar flores!

Por supuesto ahora ninguno de estos animales es perseguido. Es más, algunos de ellos se han convertido en símbolos positivos: los gatos ahora despiertan ternura y el lobo se ha convertido en un emblema de fuerza e inteligencia. ¡Tenemos que aprender tanto de ellos!

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras tradiciones:

Contacta con nosotros