Newsletter de Enfolang | Recetas | Tarta Dobos

Tarta Dobos | Hungría

Tarta Dobos

Parece el sueño de un goloso, un pastel de varias capas alternadas de bizcocho y crema de chocolate, recubierta también de chocolate y coronada de caramelo... Pero es real y se llama "Tarta Dobos", aunque también se le conoce como "Dobos torta" o "Dobosch".

Este postre tradicional húngaro tiene su historia: corría el año 1884 y el repostero József C. Dobos quería crear un pastel que durara más que el resto; recordamos que por aquella época no había mostradores refrigerados. Finalmente, tras jornadas de amargo trabajo (¡qué ironía!), logró dar con la fórmula de su éxito: una tarta de varios pisos que alternaba bizcocho, que todos sabemos que dura bastante, crema de chocolate elaborada con mantequilla en vez de crema pastelera; y una cobertura de caramelo que, además de un delicioso colofón, protegía al resto de los ingredientes de las inclemencias del tiempo.

Con el objetivo cumplido, Dobos acudió a la Exposición General de Budapest de 1885. Su tarta era sabrosa, vistosa, elegante, innovadora y lo tenía todo para convertirse en la sensación del evento. Pero lo que de verdad supuso el inicio de su fama fue que los primeros en saborearla fueron el Emperador Francisco José I y su mujer, la mítica Sissi (los de la foto de abajo). Que les encantara significó llevar el trabajo de József directamente al Olimpo.

Sissí y Francisco José

Imaginad el impacto entre la alta sociedad y las celebridades de la época. Todos querían probar el postre que deleitó el paladar de la pareja real de moda y las mejores pastelerías y restaurantes del mundo deseaban tener una Dobos en sus mostradores. Józcef comenzó entonces una "gira mundial" con el objetivo de difundir su creación, pero no su receta, que permaneció en la más estricta confidencialidad hasta que en 1906, ya retirado, decidió difundirla entre todos los pasteleros de Budapest. La Dobosch se convertía en postre típico y emblema de la ciudad.

Ahora viene la pregunta que todos estabais esperando: "¿podemos hacerla en casa?". La respuesta es que sí, aunque no sabemos si realmente se trata de una receta parecida o realmente es la original, que ha sido filtrada por algún pastelero aquincense.

Os harán falta 8 huevos, una taza de azúcar y taza y media de harina para el bizcocho. Batid las yemas con la mitad del azúcar durante 20 minutos y luego añadid las claras, batidas a punto de nieve y el resto del azúcar y mezclad bien con la harina. Disponed la mezcla en varios círculos de igual tamaño sobre papel parafinado y meted en el horno durante unos 6 o 9 minutos a 180ºC (recordad precalentar antes el horno).

Mientras haced la pasta de chocolate: podéis tirar de crema de untar o, si os va lo difícil, mezclar almíbar hecho con agua y azúcar con cinco yemas de huevo, agregarle un cuarto de taza de cacao en polvo y chocolate fundido, y batir hasta que quede una mezcla homogénea.

Cuando la crema esté hecha y los bizcochos horneados pasaremos a juntarlos: untad crema en cada bizcocho y ponedlos uno encima de otros.

Sólo nos queda mezclar 1 taza de azúcar y media taza de agua y calentarlo a fuego lento hasta que se haga caramelo. Cuando esté hecho daos prisa en verterlo y distribuirlo bien por encima de la tarta.

Admitimos que es un procedimiento complicado. Pero, ¿a que después de leer su preparación comprendéis por qué el señor Dobos trabajó tanto?, ¿y a que pensáis que se esta tarta se ha convertido en el orgullo de una nación por derecho propio?

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras recetas:

Contacta con nosotros