Receta italiana, el risotto

Receta italiana: el risotto

Risotto

Cuando nos preguntan por la gastronomía italiana vienen a nuestra cabeza imágenes de pasta, pizzas, helados e incluso café. Muy pocos diríamos que también el arroz está muy presente en las cocinas del país, pero lo está… y desde 1.574.

Cuenta la leyenda que el primer risotto fue preparado por uno de los discípulos de Valerio de Flandes, el artista flamenco que hizo las vidrieras del Duomo de Milán. El alumno buscaba algo con lo que sorprender a los invitados de su boda con la bella hija del maestro. Pensó entonces en un ingrediente que, pese a ser abundante, no era el más común en los platos italianos: el arroz.

El resultado fue lo que hoy conocemos como "Risotto alla Milanese" (arroz a la milanesa): una sabrosa especialidad que bien puede improvisarse en cualquier momento, pues la mayoría de sus ingredientes pueden encontrarse en cualquier estante del frigorífico. Solamente hace falta freír un poco de cebolla, añadir arroz, unas cucharadas de caldo de ternera, sal y pimienta. Se deja a fuego lento, se le echa azafrán y, finalmente, se completa con queso rayado.

¿Quién diría que no a ese plato? Desde luego ha tenido mucho éxito y prueba de ello es que más de 435 años después la gente lo sigue pidiendo.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras recetas:

Contacta con nosotros