Newsletter Enfolang | Receta | Francesinha

Receta Portuguesa: Francesinha

Francesinha

Como sabéis uno de nuestros afanes es que podáis elaborar platos de otros países con los medios más fáciles de conseguir. Creemos que esta especialidad portuguesa cumple la condición con creces. Y además estamos seguros de que la "francesinha" os encantará.

Pero antes de daros la receta vamos a aclarar por qué un plato típico de Oporto tiene un nombre que recuerda tanto a una joven mujer gala. Los lusos se debaten entre dos teorías: una afirma que proviene de la costumbre de las tropas napoleónicas de comer bollos rellenos de carne y queso; y otros, seguramente más cerca de la realidad, afirman que el plato fue una invención del cocinero Daniel David Silva, que después de pasar una temporada en Francia adaptó la receta del "croque-monsieur".

Sea cual sea el origen nos encontramos ante una delicia simple pero a la vez contundente, ideal para una de esas noches de juerga en las que hay que salir de casa con energía para darlo todo... aunque también funciona muy bien para una de esas comidas anteriores a una buena siesta de domingo.

No os hacemos esperar más y os contamos de qué va la historia: ¿estáis en casa? Pues bien, sólo os harán falta dos rebanadas de pan de molde, un filete, dos salchichas, unas rebanadas de chorizo, jamón, un huevo, salsa de tomate, picante (tabasco, salsa brava, cayena...) y mucho queso.

Vamos a mezclar la salsa de tomate con el picante (también podéis añadir cerveza y especias) a fuego lento hasta que se reduzca y quede densa.

Mientras sazonamos el filete con sal, ajo y pimienta y la sofreímos. Una vez hecho esto doramos las rebanadas de pan y colocamos una de ellas en un molde para horno, ponemos el filete, la rodaja de jamón, las de chorizo y las salchichas partidas por la mitad, cubrimos con la otra rebanada de pan, cubrimos todo con queso (buscad uno que funda bien) y lo ponemos al horno 10 minutos a 100º.

Cuando saquemos el plato del horno sólo habrá que ponerle encima un huevo frito y echarle la salsa picante. ¡Y ya está! Ahí tenéis vuestra propia "francesinha".

Seguro que ya os habéis dado cuenta de que no es de esos platos aptos para un régimen. Pero decidnos la verdad, ¿a que merece la pena saltarse la dieta una vez para probar esto?

¡Ah! Y se nos olvidaba decir que se puede servir con guarnición de patatas fritas. Lo dicho... después de este plato no querréis probar nada más a lo largo del día. Porque esto llena durante toda una jornada.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras recetas:

Contacta con nosotros