Receta gibraltareña: la calentita

Receta gibraltareña: la calentita

Calentita

Todos sabemos qué es la "cocina fusión": la mezcla de estilos culinarios de distintas culturas que da como resultado un conjunto que es más que la suma de sus partes. El término se acuñó en los años 70 del siglo XX. Pero hay unos cuantos platos "fusión" que datan de mucho antes que se acuñara el término. Y precisamente la "calentita" gibraltareña en uno de ellos.

Cualquiera que haya estado en Gibraltar se sorprenderá al ver cómo pueden unirse el carácter inglés y el latino, aparentemente tan distintos. La "calentita" tiene ese espíritu. Fundamentalmente se trata de un budín (típicamente inglés) elaborado con harina de garbanzos y aceite de oliva (típicamente mediterráneo) además de agua, sal y pimienta.

Según las fuentes británicas la receta estaría inspirada en la farinata italiana, muy similar en ingredientes, pero los orígenes del plato son polémicos. Mientras unos piensan que la calentita nació hacia el año 1.900, de la mano de sefardíes provenientes de Génova, otros creen que la primera se horneó tras la vuelta desde Casablanca de los gibraltareños evacuados durante la Segunda Guerra Mundial y que podría ser la variación de un plato marroquí.

En lo que todos los especialistas están de acuerdo es el origen del nombre de esta especialidad: los vendedores callejeros indicaban que el budín estaba recién hecho gritando "¡calentita, calentita!" en castellano.

Ya lo véis: un plato simple pero muy representativo, un misterio por descubrir y una buena elección para comer mientras se da una vuelta por La Roca.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras recetas:

Contacta con nosotros