Receta china: el Xian Bing

Receta china: Xian Bing

Xian Bing

Acostumbrados a los rollitos de primavera, el pato laqueado, los tallarines con orejas de árbol o el cerdo agridulce, el Xian Bing puede que nos parezca algo poco oriental. Pero creednos, estáis ante una receta tan típica china que cuentan que Marco Polo la llevó a Venecia como ejemplo de lo que se cocinaba en aquellas lejanas tierras de los emperadores milenarios. Por cierto, luego os contaremos una curiosa historia sobre este suceso.

Elementalmente el Xian Bing es una especie de saco de masa rellena de una mezcla de carne y verduras. Tan elemental y sencilla mezcla, sin embargo, requiere cierto "arte" a la hora de ser elaborada.

Si queréis hacer esta receta en casa seguid estos pasos: haced una masa con harina y agua, dejadla reposar una hora. Mientras podéis mezclar carne picada con puerro, vino de arroz (también vale vino blanco) y salsa de soja; a continuación batid esta mezcla. Si ha pasado ya la hora cortad fragmentos de la masa para rellenarlos con lo antes dicho. Esos fragmentos tienen que ser suficientemente grandas como para poder hacer la forma de un saco con ellos: esta es la parte más difícil de conseguir, avisamos. Después aplastad la parte superior del saco (la idea es que queden como en la foto) y freídlos con poco aceite hasta que queden dorados (también podéis freírlos un poco, echar agua a la sartén y dejar que se cuezan) hasta que tengan un aspecto hinchado.

No os preocupéis si a la primera no quedan del todo bien. Si seguís practicando os quedarán dignas de un buen restaurante chino.

Hasta aquí la receta. Y como lo prometido es deuda os vamos a contar la "curiosa historia" que os decíamos al principio. Muy bien… ¿sabes que en china se piensa que el Xian Bing es antepasado directo de la pizza? Según la leyenda Marco Polo quiso elaborar la receta china ante ricos mercaderes venecianos. Pero tuvo problemas a la hora de cerrar la masa: no le quedaba bien, así que después de varias intentonas juzgó que lo mejor era dejar la masa completamente lisa y hornearla con el resto de ingredientes directamente encima, sin tapar. ¿Será verdad? No lo sabemos… aunque, ahora que lo pensamos, se nos está ocurriendo que si algún día tenemos que hacer Xian Bing para nuestros amigos y nos desesperamos haciendo los sacos bien podemos salir del paso diciendo que hemos hecho minipizzas.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras recetas:

Contacta con nosotros