Los vikingos no eran tan bárbaros

Barco vikingo

A menudo asociamos la imagen del vikingo a la de un bárbaro en el peor sentido de la palabra: un violento conquistador, ejemplo de una civilización que tiene poco de civilizada. ¿Qué es mito y qué es realidad histórica en el mundo de estos legendarios nórdicos?

En primer lugar deberíamos aclarar que la mayoría de las fuentes documentales no nórdicas que retratan a los vikingos son a menudo crónicas de sus incursiones… y ya sabéis que a un enemigo o invasor no se le suele describir como alguien amable. Esa visión, también muy atractiva a la hora de representar un villano, es la que ha prevalecido en los medios salvo honrosas excepciones como la película de 1958 "Los vikingos".

Pero no os aburriremos con una sesuda disertación sobre la historiografía sobre los vikingos. Vamos a lo realmente divertido, que es desmontar mitos.

¿Qué es lo primero que nos llama la atención de la estampa "clásica" del vikingo? ¡Exacto! El casco con cuernos. Pues bien, sentimos deciros que nunca llevaron ese tipo de tocado. No serviría de nada llevar ese tipo de adorno en batalla pues entorpecería los movimientos, haría más fácil a un enemigo quitarlo y, si recibiera un espadazo, fragmentos de asta saldrían disparados por todas partes llegando a herir al propio portador del casco. El porqué de este tópico no se sabe a ciencia cierta aunque se dice que se usaba para marcar el carácter bárbaro de los nórdicos.

Otra falsa creencia es la de que los vikingos sólo se dedicaban al pillaje y al saqueo. La mayoría de ellos eran agricultores, ganaderos y artesanos. Era una minoría la que se dedicaba a bordear las costas buscando botines. Así que podemos ir borrando de nuestras mentes esas escenas en las que el panadero del pueblo cerraba la tahona para subirse al drakkar (el típico barco con la cabeza de dragón, que sí existía, por cierto) para buscar joyas en Inglaterra.

Hablando de Inglaterra: el mito del vikingo sanguinario tiene su origen en las crónicas inglesas sobre el asalto a monasterios como el de Lindisfarne. Dado que los guerreros se atrevían a allanar la casa del Señor no podían ser menos que demonios sedientos de sangre.

Esa concepción del nórdico como un ser venido de un infierno helado nos ha hecho pensar que los vikingos eran enemigos del todo el mundo. Sin embargo durante el siglo IX establecieron alianzas con reyes franceses y en pleno siglo XI se creó la famosa Guardia Varega, integrada por vikingos al servicio del emperador bizantino.

También se ha falseado un poco la vida personal vikinga. Todos hemos pensado en el sucio bárbaro llevando sobre los hombros a una bella mujer contra su voluntad. Esto también tiene que ser precisado: un reciente hallazgo de historiadores de la Universidad de Cambrigde muestra textos de cronistas ingleses de la época en las que se critica al pueblo nórdico por lavarse demasiado, peinarse las melenas e ir siempre con ropas limpias (recordemos que eso de ir aseado era en otros tiempos síntoma de vanidad). También se descubrió que la mujer vikinga tenía mucho más protagonismo y derechos de lo que se había pensado: se encontraron menciones a jefas guerreras e incluso a divorcios, algo impensable en otros países y reinos que se tenían por más "avanzados".

Por último vamos a desmitificar parte de esas historias que cuentan que los vikingos llegaron a América antes que Cristóbal Colón. No vamos a discutir su llegada, que por algo hay vestigios de su presencia, sino el nombre que dieron a la tierra recién descubierta. Como sabéis la llamaron "Vinland" y se dice que ese nombre se debió a que los hombres de Leif Eriksson encontraron viñas allí. Pues bien, ahora se dice que es muy probable que Eriksson inventara esa historia para atraer más colonos; también hay una teoría según la cual ese "vin" sería "vind" (viento) por lo que los vikingos no llegaron a la "tierra de las viñas" sino a la "tierra del viento", una denominación más cercana a la realidad para aquellos que actualmente residen en Nueva Escocia, lugar donde se supone que desembarcaron los hombres de Leif.

Curioso: a medida que vamos deshaciéndonos de la leyenda, más interesante parece la cultura vikinga. No es algo que pase con otros pueblos, desde luego.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras curiosidades: