Newsletter Enfolang | Curiosidades | Union Jack

El origen de la Union Jack y la polémica en torno a ella

Union Jack

Para unos representa tradición, historia, orgullo y distinción; para otros es un emblema de modernidad, de cultura pop de calidad y un artículo de moda. Se trata de una bandera que ha ido más allá y representa, además de un país, varias formas de vida.

Es la bandera del Reino Unido, también llamada "Union Jack". Se podría decir de ella que es el emblema "pop" más antiguo del mundo pues instaurada por real decreto en 1606. El rey Jaime VI de Escocia se había convertido en el Jaime I de Inglaterra y buscaba un emblema que representase la unión de ambos reinos bajo su mandato. Tras ver varios diseños le convenció la unión de la bandera inglesa, blanca con la cruz roja de San Jorge, y la escocesa, azul con la cruz blanca de San Andrés.

A partir de 1707 la Royal Navy adoptó el diseño para sus barcos, con lo que pasó a denominarse informalmente "Union Jack" (se llama "Jack" a las banderas de proa que identifican el país de procedencia de los navíos). Este nombre ha sido objeto de numerosas correcciones pues los especialistas consideran que no debe llamarse "Jack" a una bandera que no sea de uso marítimo; así pues lo correcto sería llamarla "Union Flag". Pero... lo cierto es que no sonaría tan distinguido.

En 1801 se establecería el diseño definitivo al incluir la irlandesa cruz de San Patricio -el aspa de color rojo-. Quedaba así claro que el Reino Unido estaba formado por los territorios de Inglaterra, Escocia e Irlanda.

Muy bien... ¿y qué pasa con Gales?

Es una de las dos grandes polémicas respecto a la bandera: Gales se había incorporado al territorio inglés antes de que Jaime I subiera al trono, por lo que no se consideró necesario incluir el que había sido emblema de la nación galesa desde 1485: el dragón rojo de Cadwaladr. Esta falta de reconocimiento ha sido numerosas veces mencionada y no faltan diseños en Internet con ejemplares alternativos de la Union Jack en los que se encaja el dragón rojo, se añade el color verde de la actual bandera de Gales (instaurada en 1954) o se incluye la dorada cruz de San David -emblema de los anglicanos de la región-.

La otra gran polémica surge tras la independencia de Irlanda. Muchos consideran una provocación que todavía se incluya la cruz de San Patricio. Los súbditos ingleses se apoyan en el hecho de que el Ulster todavía siga siendo un territorio de la corona inglesa. Sin embargo en la bandera de este territorio vemos que no hay ni rastro de la cruz irlandesa: lo que hay es una de San Jorge en cuyo centro se incluye la mano roja de los O'Neil, familia real de la comarca.

De esta manera la "verdadera" bandera del reino unido debería quedar como vemos en la imagen de abajo.

Union Jack

A estas complicaciones también se une la consideración de que falta, por ejemplo, algo que represente Gibraltar o qué se haría en el caso de que se produjera una hipotética escisión de una Escocia independiente.

¿Qué pasará en un futuro entonces con esta bandera? No tenemos ni idea. Pero lo cierto es que, si vamos a cualquier tienda no será raro ver camisetas, bolsos, pulseras o fundas de móvil que lleven la Union Jack o alguna de sus variaciones. Quizá ese sea parte del problema. ¿Qué hacer cuando la bandera que representa tu país se ha convertido en algo tan reconocible que ahora forma parte de la cultura de consumo? Desde luego los vexilólogos deben estar fascinados.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras curiosidades:

Contacta con nosotros