...El surf no nació en Hawai?

El surf no nació en Hawai?

Surf en Hawai

Si estáis en la playa antes o después veréis algún surfista. Su estilizado aspecto, su moderna vestimenta deportiva y la decoración de su tabla nos haría pensar que eso de subirse a una tabla para desafiar a las olas es bastante moderno. Sin embargo el surf es mucho más antiguo que otros deportes conocidos.

La primera mención a este deporte data de 1778 (hace más de 230 años). El capitán James King, que tomó el mando de la expedición del capitán Cook tras su trágica muerte describía como varios hombres hawaianos “cabalgaban” las olas subidos en unas curiosas tablas de forma ovalada. El carácter ritual de la práctica, en la que los nobles mostraban su valor, demuestra que ya era antigua cuando los marinos ingleses la vieron.

Dado el carácter aislado del archipiélago hawaiano uno podría pensar que el deporte de la tabla se originó allí o en Polinesia, cuna de sus primeros habitantes. Sin embargo en los últimos tiempos ha aparecido una interesante tesis que sitúa el nacimiento del surf se produjo en la América precolombina. El indicio clave serían unos huacos (piezas de cerámica) encontrados en el norte de Perú que representan hombres subidos en pequeñas tablas con un sospechoso parecido a las tablas citadas por el capitán King.

¿Cómo habría llegado el surf desde Perú hasta Hawai? Volvemos a la colonización polinesia. Aquellos intrépidos navegantes capaces de recorrer grandes distancias en sus barcas de juntos habrían tomado contacto con los antiguos habitantes de Perú y habrían adoptado el deporte en cuestión para practicarlo en sus islas. Al emigrar a Hawai se llevaron también sus tablas.

Otra pregunta que nos hacemos es por qué el surf sólo parece ser conocido desde principios de nuestro siglo. Al parecer los colonizadores británicos que fueron llegando a las islas durante los siglos XVIII y XIX habrían impuesto su particular manera de ver la “moralidad”. Para ellos cualquier comportamiento indígena, desde pasear por la playa sin apenas ropa hasta subirse en una tabla en el mar era algo inmoral. Así que el surf fue prohibido. Hasta principios del siglo XX no se produjo el renacimiento de este deporte: fue posible gracias al nadador Duke Kajanamoku, que aprovechó su fama como deportista de élite para difundir la antigua práctica hawaiana.

Así que, cuando estéis sobre vuestra tabla pensad en… bueno, mejor que no os distraigáis: primero desafiad a la ola y disfrutad del mar. Ya habrá tiempo luego para clases de historia.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras curiosidades:

Contacta con nosotros