La pasta sí es originaria de Italia

La pasta sí es originaria de Italia

Pasta

Cuando nos preguntan por los orígenes de la pasta italiana todos, sin excepción, hemos citado que el viajero Marco Polo llevó a Italia la pasta desde China. Sin embargo la mayoría de especialistas contemporáneos en la materia opinan que la pasta es un invento 100% italiano y apuntan a la civilización etrusca.

Al parecer los etruscos elaboraban una especie lasaña con láminas de pasta de trigo. Los griegos que colonizaron Nápoles tomaron nota de la receta y la adaptaron dándole el nombre de "makaria". Se dice que de aquí vendría el nombre "maccaroni", aunque lo más seguro es que venga del verbo latino "maccare" (aplastar).

Incluso los dioses ya apreciaban un buen plato de pasta. La leyenda cuenta que esta nació durante una pelea entre Ceres, diosa de la agricultura, con Vulcano, dios del fuego: este, enfurecido, aplastó las plantaciones de trigo de la diosa con su mazo; al ver que los granos habían quedado convertidos en harina tuvo la feliz idea de hornearla en el Vesubio, echar aceitunas a la pasta y devorarla. Además de este mito en varios relieves y pinturas de época romana se han descubierto representaciones de utensilios muy parecidos a los que hoy usan los cocineros para dar forma a la pasta. Incluso se dice que el mismísimo Cicerón era muy aficionado a la "lagana", unas largas tiras semejantes a los tallarines.

Quizá lo anterior suene un poco a conjetura; pero hay otro documento que demostraría que los italianos ya elaboraban su plato más representativo: en un documento de 1284 se mencionan los excelentes vermicelli elaborados en la ciudad de Pisa. Si conocéis la historia de Marco Polo no se os habrá pasado el detalle: en 1284 el aventurero se hallaba inmerso en su famoso viaje por asía y no volvería a Italia hasta 1295.

Otra interesante teoría apunta a Oriente, pero esta vez al próximo: los musulmanes residentes en Sicilia habrían adaptado una receta nómada llamada "itrya", consistente en tiras de trigo fritas.

Entonces, ¿qué tiene que ver Marco Polo en todo este asunto? Depende a quien le preguntemos: unos dicen que, si bien no trajo la pasta, si introdujo lo que serían los espaguetis en Italia; pero otros aportan una prueba documental de su "Libro del millón" en el que cita que los chinos elaboran con harina delicias similares a las italianas así como una excelente lasaña (Capítulo CLXXI).

¿Qué os han parecido toda esta disertación? Sin duda constituye un buen tema de conversación para la próxima vez que vayáis a un restaurante italiano.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras curiosidades:

Contacta con nosotros