Boletín de Cultura Internacional de Enforex | Curiosidades | El origen de OK

¿De dónde viene el término OK?

Origen del O.K.

Creemos que todos, absolutamente todos, hemos utilizado “Ok” para expresar que algo va bien, que hemos entendido una instrucción o que nos sentimos aliviados al conocer una buena noticia. Igualmente todos y todas sabemos que se trata de una expresión nacida en América. Pero ¿sabemos cuál es su origen?

Sin temor a equivocarnos responderíamos que sí, que conocemos perfectamente su historia. Durante la Guerra de Secesión (1861-1865), que enfrentó a los estados del norte y del sur de Estados Unidos, se anotaban las bajas sufridas por las distintas agrupaciones en una pizarra. Si tras una batalla ningún soldado del batallón había muerto se apuntaba un cero y una “k” como abreviación de “0 killed” (ningún muerto). Como sabéis, en inglés el cero también se puede leer como una “o” mayúscula. Así que “0k” pasó a ser “OK” y a decir que las cosas habían ido estupendamente para la agrupación. Los veteranos se encargarían de difundir la expresión en tiempos de paz.

Pero esta afirmación ha resultado ser errónea. De hecho hay una prueba documental que lo desmiente. Se trata de un recorte del “Boston Morning Post” del 23 de marzo de 1839 en el que cita la cita la expresión OK como una abreviación de “Oll Korrect”, es decir, una manera vulgar de decir “All Correct” (todo bien).

El hecho de que se cite de manera irónica y como vulgarismo nos hace pensar que estamos ante algo todavía más antiguo. Podemos encontrarnos con especialistas que ponen el “Oll Korrect” en boca del presidente Andrew Jackson, cuyo mandato se extendió desde 1829 a 1837, y del que decían que se expresaba en numerosas ocasiones con el dialecto escocés del Ulster que usaban sus padres.

Otros van más atrás en el tiempo y afirman que “OK” viene del siglo XVIII, cuando la mayoría de la población de Louisiana todavía hablaba francés. Se cuenta que las balas de algodón listas para ser llevadas a los muelles de mercancías se despachaban con un “au quai” (al muelle). Los transportistas angloparlantes habrían malinterpretado esas palabras y las habrían tomado por el sonido de la “O” y la “K”.

Hay quien lleva el origen de la locución todavía más atrás en el tiempo y hablan de los indios choctaw (del sureste de EE.UU.). Se cree que estos indígenas tenían una palabra para decir que sus asuntos iban bien, “oke”.

Pero la que más nos ha gustado, aunque probablemente sea la más delirante, es la que afirma que el creador fue nada más y nada menos que Ricardo Corazón de León. Aunque era rey de Inglaterra visitó contadas veces las islas británicas y, de hecho, no se expresaba en inglés sino en francés y occitano. En este último idioma “sí” se decía “oc”, así que los trovadores se mofaban de las decisiones tomadas por Ricardo ridiculizando su manera de hablar y convirtiendo el “oc” en un “ok” debido a que en inglés no existe un sonido fuerte para la “c”.

Pocas veces una expresión mundana tiene unas explicaciones tan curiosas y divertidas. La verdad es que sea cual sea la verdadera sus rivales también tienen su encanto.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otras curiosidades:

Contacta con nosotros