Boletín de Cultura internacional de Enforex | Agenda | Año Nuevo Chino

Celebrar el año nuevo chino

Año nuevo

Como ya sabéis el año nuevo chino ha traspasado fronteras y se ha convertido en todo un evento internacional. Muchas ciudades del mundo cuentan una nutrida comunidad china y, además, la cultura del gigante asiático nos fascina; así que se juntan dos factores que hacen que esta celebración sea todo un acontecimiento cultural. Sin embargo, para muchos la gente sólo se queda con detalles como los desfiles o los fuegos artificiales cuando el año nuevo chino tiene algunos aspectos y costumbres fascinantes a tener en cuenta.

En primer lugar hablaremos de la razón por la que su celebración suele tener lugar en febrero.  Se sigue el calendario tradicional chino; y este establece que el año nuevo tiene lugar la segunda luna nueva después  del solsticio de invierno (hacia nuestro 21 de diciembre).

También debemos citar que los fuegos artificiales tienen un carácter que va más allá de lo festivo: su estruendo y colores tienen la misión de asustar a los malos espíritus.

La alegría es algo fundamental. Tanto es así que durante la celebración no debe citarse el pasado ni debe castigarse a los niños; esto último se debe a la tradición que cuenta que si un niño llora durante el año nuevo, llorará el resto del año.

Una de las maneras con las que los padres se aseguran la alegría de los pequeños es dándoles sobres rojos con dinero. El uso del rojo tampoco es casual, pues simboliza el fuego y previene la mala suerte. Por cierto, este color es muy usado durante estas fechas en vestuario y ropa interior. ¿Os suena de algo?

Otra costumbre que igualmente podríamos haber importado de China sería la de abrir las ventanas  de las casas para dejar que entre el año nuevo y el viejo se vaya.

Una bonita y vistosa tradición, a la vez que sencilla, es la de dejar cuencos de mandarinas por casa, a ser posible con sus hojas. Comerlas da buena suerte, eso sí, en número par.

Ahora que hablamos de números pares;  los chinos consideran especialmente afortunado el número ocho. Si nos os gustan las mandarinas podéis poner bandejas con ocho bombones, pipas, o de alguna fruta de origen chino como el ojo de dragón.

¿Habéis tomado nota? Claro, hay muchas otras tradiciones... ¡pero os dejamos descubrirlas para que os maravilléis!

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otros eventos:

Contacta con nosotros