La playa de París

La playa de París

La playa de París

Gran número de turistas dicen que París es una ciudad perfecta si pasamos por alto que no tiene playa. Para otro gran número de viajeros precisamente es la falta de arena y bañadores de colores chillones la que convierte a la francesa en la capital ideal.

Para estos y para aquellos la cosa cambia desde 2002 al llegar los últimos días de julio: las orillas del Sena se hacen peatonales, se llenan de fina arena, se plantan sombrillas, se colocan hamacas y se levantan chiringuitos. En resumen: París tiene playa durante las cuatro semanas más calurosas del verano, y en horario de 8:00 A.M. hasta medianoche. Así que uno puede desde tomarse un baño de sol hasta dar un romántico paseo por la "costa" a la luz de la luna.

Claro está, no toda la orilla del río se acondiciona porque sería demasiado caro. Los tramos convertidos - para los ciudadanos que no pueden ir a Niza a disfrutar de La plage de l'estagnol- son el que va de Del Louvre al Pont de Sully (3 kilómetros), y el que se extiende desde Rotonde de Ledoux a rue de Crimée (1,5 kilómetros). Se calcula que este año harán falta 6.000 de arena sólo para estos dos trechos.

Seguramente os estaréis preguntando si, para completar la experiencia, podemos darnos un chapuzón en el Sena. Lamentablemente el baño en el río está prohibido, pero en los tramos acondicionados pueden encontrarse piscinas. Lo que sí podremos hacer es navegar o montar en barcas a pedales, pero eso de dejarse caer "casualmente" para nadar no vale.

Y ahora viene la gran pregunta, ¿esto refuerza el encanto de París o, por el contrario, convierte a una de las más encantadoras ciudades de Europa en una capital hortera? Os invitamos a que visitéis las playas de París y que nos lo contéis.

Artículos más leídos

Hemos realizado una selección de los artículos más leídos por los internautas de todas las secciones publicados hasta la fecha.

Otros eventos:

Contacta con nosotros